miércoles, 4 de mayo de 2016

Bernie - Gran actuación, gran película (9/10)

Bernie es una gran película sobre la vida de Bernie Tiede, un funerario de un pueblo de Texas. Pasó muy como sin mucha pena ni gloria por las salas, lastimosamente. Tiene que ser la mejor actuación de Jack Black.


Parece que es el destino de algunos actores que ya están categorizados como cómicos: un Jim Carrey hace un montón de películas de grotesco humor, y de pronto sale en "Eterno Resplandor" como un joven depresivo, y resulta ser uno de sus mejores papeles. Steve Carell es un nombre propio en comedias y películas de humor, y de pronto aparece en "Little Miss Sunshine" como un escritor suicida. Y es, justamente, aclamado por su actuación.



Lo mismo pasa con Black. Bernie Tiede, su personaje, no es ningún sujeto de burla. Por el contrario, es el hombre más tranquilo, bondadoso, laborioso e inocente que pueda imaginarse. Un verdadero ángel en este mundo de pecadores, que llega a la población de Carthage, en Texas, a trabajar como funerario, y que, poquito a poco y a base de actos de bondad se gana a la población entera...



...salvo a una mujer: Marjorie Nugent (interpretada por Shirley MacLaine). Una vieja amargada y millonaria que es odiada por todos en el pueblo, incluidos los miembros de su propia familia. Bernie, siendo quien es, quiere verla feliz, y comienza una jornada de generosidad inesperada ante esta odiosa mujer. La relación marcará un cambio paulatino pero definitivo en la vida de estas personas.

Un día en la vida de...
Tal vez la descripción no suene tan buena pero, créanme, la película lo es (no quiero decir el clímax). Una de las cosas que más me gustó es que la película es una mezcla de documental y ficción. A lo largo del filme, personas reales que conocieron a los personajes, son entrevistados. Estas entrevistas son intercaladas con las actuaciones de los personajes. El resultado es genial. Se da cuenta uno de que estos entrevistados no pueden ser actores, y termina uno pensando que los actores tampoco lo son, y que estamos viendo un documental.

La tercera estrella de la película es el gran Matthew McConaughey
Quiero anotar también que la película es una fábula sobre el peligro de ser un "macho Beta"; de lo peligroso que es para un hombre -si, peligroso- el no ser viril sino afeminado en una relación de pareja.
Y esto no es ninguna comedia.
Jack Black hace el papel de su vida, el de una vida tan increíble como real, paradójicamente.

Y cuando digo que es basada en la vida real, lo digo en serio. A la derecha, los personajes en la vida real.

¡Hay, incluso, algunos segmentos musicales, cortos pero muy buenos!

¿Por qué no estuvo nominado Jack Black al Óscar? Buena pregunta. 9/10.

domingo, 11 de octubre de 2015

El Gigante de Hierro (the Iron Giant) - ¡Esto es el gran cine de animación! 9/10


Mucho, mucho más que una excelente animación, el Gigante de Hierro es una bella y tiernísima aventura. A diferencia de otras producciones (muy buenas también) con gran animación computarizada, el Gigante de Hierro deja en el espectador un grato y claro mensaje; en este caso, en contra de la cultura del miedo.





Ambientada en los Estados Unidos de la Guerra Fría, se trata de un gigante de Hierro -obviamente- que aparece, sin saberse bien por qué, en un pueblo de Maine, Estados Unidos. Un niño, Hogarth, se convierte en su único amigo y guía, enseñándole bondad en un mundo violento y aterrorizado, donde el afán de seguridad es rey (es una efectiva fórmula que ya hemos visto esto antes en E. T, en Terminator 2, etc.) La historia, tremendamente bien realizada, es dramática, con buenos tintes cómicos, y, no lo puedo dejar de enfatizar, un bello mensaje antibélico. Además, es enteramente para niños.

Mezcla de 3D y animación tradicional, y dirigida por el gran Brad Bird (Ratatouille, Los Increíbles, etc.).

¿Algo le faltó? Una lágrima. Nadie llora. Parece que el director no quería que los niños lloraran en ningún momento -¿por qué no?-, y las lágrimas, lo sabemos, son contagiosas.


¡No te la pierdas! De veras, qúe bella película. 10/10


sábado, 20 de junio de 2015

Perdida (Gone Girl, 2014). Éste es el buen cine (9/10)

Perdida es un thriller psicológico dirigido por David Fincher, con nuestro conocido Ben Affleck (Nick) como actor principal.


La película me gustó mucho. Mantiene al espectador en continuo suspenso, tiene un guión lleno de sorpresas. Se destaca la actuación de Rosamund Pike (Amy), la chica buena (¿mala?) de la película. Lo único que no me gustó es el final, que si bien concluye el argumento inicial, nos deja llenos de incertidumbres, en todo caso, esto fue hecho a propósito. Digamos que, simplemente, no es cine fácil; no es -definitivamente no es- un "chick flick".

En una historia, ¿quién es el héroe? ¿Quién es el villano? Lo esperado, lo básico, es que estos roles se mantengan durante la historia. ¡Qué sorpresa cuando esto no es así! Que sorpresa también, cuando los mismos personajes se convierten en "narradores no fiables". Esto lo maneja la película, y con maestría.



Una gran película del gran David Fincher. No entiendo cómo no ganó más premios. Muy recomendada. 9/10